Ir directamente al contenido
enseñar a tu perro a venir

Cómo hacer que tu perro venga cuando le llamas

¿Cómo hacer para que tu perro venga cuando lo llamas?

Conseguir que tu perro vaya contigo cuando le llamas os proporciona a ambos libertad y tranquilidad para disfrutar de vuestro tiempo juntos y es una parte muy importante de ser un dueño responsable. Algunos perros no tienen ni idea de qué es lo que queremos de ellos hasta que se lo enseñamos, así es que lo único que se necesita es un poco de entrenamiento y paciencia.

Para que tu perro pueda entender lo que tiene que hacer cuando le llames:

  • Comienza en una pequeña área sin distracciones como tu propio jardín o un parque/campo pequeño en el que no se vaya a encontrar con otros perros.

  • Coloca tu Canny Correa de Rastreo a su collar normal (nunca usar esta correa con el Canny Collar), que deberá estar bien ajustado para que no se le salga por la cabeza. Primero coloca la Correa de Rastreo en el collar y después saca la correa normal para asegurarte de que no suelta a tu perro.

  • Deja que tu perro vaya hasta el final de la correa, después agáchate para reducir tu altura – él vendrá hacia tí con más facilidad si te agachas.

  • Dile "Dover ven" en una voz suave y alegre. Cuando digas la palabra “ven”, tira de la correa hacia tí un par de veces.

  • En el momento en que tu perro dé los primeros pasos hacia tí aplaude y anímale en una voz suave, aguda y animada.

  • Espera hasta que llegue a tus piernas – no le tiende tus manos todavía.

  • Cuando ya esté contigo, debes darle una recompensa en elogios y cariños exagerados.

  • Repite el proceso hasta que veas que tu perro vuelve a tí cuando escucha la orden ”ven” sin tener que tirar de la correa hacia tí.

  • Una vez llegado a este nivel (se llega enseguida), deberás llevar a tu perro a un parque muy concurrido y exponerle a mucha distracción mientras sigues con la correa de rastreo.

En el periodo de entrenamiento (y también después) es importante recordar que, cuando tu perro se encuentra con otros perros, hay un cierto patrón o protocolo al que los perros se adhieren con firmeza – p.e. hocico a hocico y hocico a genitales. Espera hasta que los perros hayan terminado su ritual de saludos antes de llamarle. Si llamas a tu perro en medio de su ritual no responderá y sentirás que has fallado con el ejercicio.

El protocolo de los saludos lleva muy poco tiempo y una vez terminado, el perro necesita que se le dirija, si no seguirá sus instintos y empezará a ir detrás o jugar con el otro perro. Le ignorarás por completo cuando te encuentras en esta situación.

Necesitas enseñarle a ir contigo cada vez que le llames. Así es que tienes que tener en cuenta sus necesidades y esperar al momento adecuado para llamarle y garantizar el éxito del ejercicio y obtener continuamente una respuesta positiva a tu llamada.

 

Por qué deberías enseñarle a tu perro a venir cuando le llames

Es importante enseñar a tu perro a venir cuando le llamas por las siguientes razones:

  • Seguridad: Cuando tu perro está entrenado para acudir cuando le llamas de manera confiable, puedes evitar situaciones potencialmente peligrosas, como correr hacia una calle transitada o un encuentro con el perro agresivo de otro dueño. Puedes gestionar mejor las interacciones sociales mientras camina sin correa, lo que garantiza la seguridad de tu perro. Esto protege su bienestar y previene posibles accidentes.
  • Genera confianza: El entrenamiento fortalece el vínculo entre tú y tu perro. Un buen entrenamiento desarrolla confianza mutua y obediencia.
  • Tranquilidad: Saber que tu perro responderá a tu llamada os permite disfrutar juntos de vuestros actividades al aire libre de una manera relajada, sabiendo que tu perro siempre está seguro.

En resumen, enseñar a tu perro a venir cuando le llamas proporciona seguridad, fortalece el vínculo, brinda control y te permite disfrutar de una relación más armoniosa y satisfactoria con tu mascota. Es un aspecto fundamental del entrenamiento y una inversión valiosa en la seguridad y felicidad de tu perro.

 

Problemas comunes al entrenar la llamada con tu perro

Tu perro no te hace caso cuando le sueltas

Si cuando sueltas a tu perro por primera vez, te ignora por completo, debes retroceder unos pasos para trabajar en reforzar positivamente su experiencia cuando finalmente venga. Practica en ambientes controlados, usa órdenes claras y consistentes y recompensa a tu perro apropiadamente cuando responda correctamente.

Estableza límites claros y recuerde que el entrenamiento requiere tiempo y paciencia.

 

Tu perro se distrae fácilmente con otros estímulos

Si tu perro no acude cuando hay otros estímulos presentes, como otros perros, personas o pelotas/juguetes, es posible que tu perro no te encuentre lo suficientemente interesante o atractivo.

Concéntrate en fortalecer el vínculo con tu perro comenzando con ejercicios de entrenamiento de práctica más controlada y aumentando lentamente los estímulos externos. Pasa a cada nuevo nivel una vez que estés seguro de que tienes la atención de tu perro y él está feliz de ignorar las distracciones.

 

Utilizar la Canny Correa de Rastreo con tu perro durante seis semanas

Necesitarás utilizar la correa de rastreo con tu perro durante seis semanas por lo menos hasta que el hábito de respuesta creado en tu perro se convierta en algo natural. Aunque seis semanas suena a mucho tiempo, intenta centrarte en el hecho de que restringiendo a tu perro al principio y evitando los fallos durante el periodo de entrenamiento, le estarás ofreciendo libertad para toda su vida.

También necesitas ser consciente de que sólo harán falta un par de sesiones de ejercicios para que tu perro sepa exactamente lo que quieres que haga. En este momento los dueños pueden caer en la trampa pensando que su perro es mucho más inteligente que los demás perros y quitarle la correa.

Si caes en esa trampa, tendrás que empezar todo el proceso de nuevo. Ten paciencia, marca los días en tu calendario, completa las seis semanas enteras. Entonces cuando llegue el día en el que tengas que quitarle la correa, llévalo a un área cerrada (las pistas de tenis están bien) o un parque cerrado y haz una prueba. ¡Estamos seguros de que te sorprenderá!

Foto principal por Simon Schlüter en Instagram

 

¿Tienes algún consejo o técnica adicional que te gustaría compartir para hacer que tu perro venga cuando lo llames?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Carrito